¿Qué es la Magnetoterapia?

La magnetoterapia (también conocida como magnoterapia o imanoterapia) es la aplicación de campos magnéticos con fines terapéuticos.

¿Qué tipos de Magnetoterapia existen?

Los principales tipos son dos: la basada en Campos Electromagnéticos (creados haciendo fluir electricidad a través de un alambre) y la basada en Campos Magnéticos Estáticos.

Hay diferentes formas de usar los Campos Magnéticos Estáticos; de las cuales dos son las más notables: usándolos en pares a través de la técnica "Par Biomagnético" o "Biomagnetismo" del Dr. Isaac Goiz para "tratar patologías,  causadas por virus, bacterias y hongos" (1) o usándolos de forma local a través de la "Magnetoterapia con Campos Magnéticos Estáticos" como analgésicos, antiinflamatorios y regeneradores de tejidos, principlamente (2).

Otras técnicas incluyen beber agua expuesta al Campo Magnético generado por el polo Norte o el polo Sur de los imanes y el uso de Hexamagnetos (imanes que generan campos magnéticos Hexagonales) sobre el cuerpo para tratar desequilibrios energéticos.

¿Para qué se puede usar la Magnetoterapia con Campos Magnéticos Estáticos?

  • Dolor de cabeza
  • Dolores musculares
  • Dolores de espalda
  • Golpes y raspones
  • Lesiones traumáticas
  • Heridas y quemaduras leves
  • Dolores menstruales
  • Ciática
  • Enfermedades artro-reumáticas
  • Tendinitis
  • Odontología
 
 

¿Existe evidencia científica de que la Magnetoterapia con Campos Magnéticos Estáticos funciona?

El efecto analgésico, antiinflamatorio y acelerador de la regeneración de la exposición a Campos Magnéticos Estáticos magnetoterapia ha sido comprobado en diversos estudios científicos a nivel mundial.

Por ejemplo, un estudio publicado en la revista científica Bioelectromagnetics (Volumen 32, Issue 2, páginas 131 - 139, Febrero 2011) titulado "La exposición a un Campo Magnético Estático aumenta el umbral del dolor térmico en voluntarios humanos sanos" prueba cómo los magnetos tienen un efecto analgésico. En el experimento, hacen que los voluntarios pongan sus dedos sobre planchas que se calientan progresivamente mientras se evalúan las respuestas cerebrales al dolor. La mitad de los voluntarios,  recibieron 30 minutos de exposición a CMEs y se observó que este grupo logró soportar una mayor temperatura sin percibir dolor. Los resultados indican que hay mecanismos neuronales y circulatorios que se inducen a través de los CMEs que aumentan la tolerancia al dolor.

Otros científicos de la Academia de Ciencias Húngara en Budapest, proponen que el uso de los Campos Magnéticos Estáticos se puede usar para lograr un efecto analgésico de hasta el 80% de acuerdo a los resultados obtenidos en su investigación con murinos. Los autores consideran que el estímulo de la red opioide endógena a causa de los magnetos tiene efectos  analgésicos inmediatos y de larga duración.

El Dr. Thomas Skalak y la Dra. Cassandra E. Morris del Centro de Ciencias de la Salud de la Universidad de Virginia,  explican en su artículo "La exposición Aguda a Campos Magnéticos de Intensidad Moderada Reduce la Formación de Edema en Ratas", que la exposición a magnetos de intensidad moderada reduce de un 33% a un 37% la formación de edema inducida por agentes farmacológicos inflamatorios (histamina y carraginina) y que el principal mecanismo de acción puede ser que los Campos Magnéticos Estáticos modulan el tono vascular a través de los efectos en los Canales de Calcio tipo L de las células vasculares de músculo liso.

Finalmente, otro fenómeno bastante estudiado, es el del efecto acelerador de la regeneración. Un estudio realizado en murinos por expertos del Departamento de Cirugía Plástica de la Universidad de Missouri, probó que las heridas pueden sanar más rápidamente si éstas son expuestas a Campos Magnético Estáticos. Ellos concluyen, que la terapia magnética es útil en la práctica clínica para acelerar la tasa de regeneración secundaria y de acuerdo a sus estudio "El efecto de los campos magnéticos en la cicatrización de heridas" se logra una aceleración de hasta el 26.7%. 

Respecto al efecto acelerador de la regeneración, usted puede realizar la prueba de colocar un Magneto Terapéutico sobre un hematoma reciente. Observará que después de dos o tres días, el tejido inmediatamente debajo del Magneto se habrá regenerado mucho más rápido que aquel que no ha sido expuesto a terapia magnética, como se observa en la siguiente fotografía:

Los imanes aceleran la curación de tejido

 Lo invitamos a informarse sobre el uso de magnetos en la práctica clínica en sitios confiables y con referencias a artículos científicos. En la Sección de Profesionales de la Salud, encontrará más información respecto a los prometedores estudios que invitan a la comunidad científica a seguir investigando sobre cómo se podrían usar los Magnetos Terapéuticos como coadyuvantes de tratamientos farmacológicos, en patologías que van desde las infecciones hasta las Venas Varicosas, el Cáncer y la Enfermedad del Parkinson.

¿Cuáles son las ventajas de la Magnetoterapia?

La Magnetoterapia es un tratamiento complementario:

  • No farmacológico (sin pastillas)
  • No invasivo (sin cirugía)
  • Que no requiere contacto (en quemaduras o dolor severo, la exposición al Campo Magnético Estático aun cuando no sea en contacto directo con la piel, sigue siendo útil)
  • Indoloro
  • Que no genera adicción

 

¿Quiénes son los Profesionales de la Salud que podrían beneficiarse de los productos y técnicas de la Magnetoterapia?

  • Médicos Alópatas
  • Enfermeros
  • Magnetoterapeutas
  • Veterinarios
  • Fisioterapeutas
  • Masajistas
  • Entrenadores deportivos

 

¿Tengo que ser un profesional de la salud para usar Magnetoterapia?

Muchos médicos alópatas han encontrado que pueden complementar sus tratamientos con Magnetoterapia para obtener resultados más completos. Otros profesionales de la salud, como Fisioterapeutas y Quiroprácticos también incluyen la magnetoterapia en sus sesiones para ofrecerle más bienestar a sus pacientes. Sin embargo no es requisito indispensable tener conocimientos especiales para usar los productos diseñados para uso personal.

¿Es necesario que un terapeuta me aplique la Terapia Magnética?

Usted puede ir con un profesional de la salud a que le apliquen las técnicas de Biomagnetismo o Magnetoterapia Tradicional pero esto no es necesario si usted adquiere productos preparados para el uso personal, en la mayoría de los casos de dolor causado por inflamación, no es necesario que vaya a sesiones de magnetoterapia. Simplemente ponga el producto con la polaridad terapéutica sobre el área adolorida.

¿Por qué algunos estudios científicos concluyen que la "Magnetoterapia no sirve"?

Algunos estudios publicados sobre el uso clínico de CMEs parecen arrojar resultados contradictorios. Esto se debe en gran parte a: términos ambigüos, calidad y material de los magnetos usados en los estudios científicos, mala caracterización del diseño de los experimentos y dosimetría variable.

Respecto a la ambiguedad de ciertas terminologías, el ejemplo más claro es respecto a lo que los investigadores entiendend por "magneto o imán". La sola definición, no especifica ni el material, ni el grado de penetración del campo magnético generado por este.

En otras ocasiones, las definiciones técnicas causan confusión. Por ejemplo, cuando una empresa dice que vende imanes de "1000 Gauss" debe especificar también el área del polo del imán ya que un Gauss es la medida de cuántas líneas de campo magnético hay por unidad de área.

Otras limitaciones metodológicas han impedido presentar conclusiones firmes sobre el potencial terapéutico de estos CMEs. No todos los estudios describen claramente el sitio de aplicación, el tipo, tamaño y penetración del campo magnético ni la frecuencia y duración de la aplicación de la terapia. Si la dosimetría del CME es inadecuada, cualquier inferencia concluida de resultados negativos es cuestionable. (Colbert, A.P, et al, 2008)

Sin embargo, sí existen varios experimentos bien caracterizados y estandarizados donde se prueba que bien aplicada, la magnetoterapia es un tratamiento con tanto respaldo científico como muchos medicamentos.

¿Por qué algunos productos de Magnetoterapia no sirven?

Existen productos que aunque afirman ser "magnetoterapéuticos", están hechos con imanes plásticos o cerámicos sin posibilidades reales de lograr un grado de penetración magnética adecuado para lograr algún efecto terapéutico. Es muy frecuente encontrar "plantillas magnéticas" baratas, y que no tienen siquiera la capacidad de atraer monedas de un peso. Los imanes de estos productos muchas veces son de plástico magnetizado, cerámica o ferrita.

En muchas ocasiones, algunos clientes llegan escétpicos con nuestros terapeutas pues ya han probado la "magnetoterapia y no les funcionó". Cuando les pedimos que nos muestren los productos, nos traen collares de fantasía con imanes cerámicos y con la polaridad desordenada o incluso incorrecta, cuya finalidad es solamente de adorno, pero alguna persona se las vendió diciéndoles que les servía para quitar dolores. Esto puede dar muy mala fama a los buenos productos de magnetoterapia.

Otra razón es que muchas veces las personas que promocionan un cierto producto no están muy bien educadas en el tema, y pueden asegurar al comprador que usando un anillo con una bolita de imán en el dedo pueden "controlar la diabetes" o "le hará bajar de peso". Por supuesto, esta aseveración no tiene ningún fundamento fisiológico y no generará ningún resultado cercano a lo prometido por el vendedor.

Nuestro ejemplo favorito, es el de los "brazaletes magnéticos" que venden en los camiones de la Ciudad de México. Los vendedores aseguran que ayudan a equilibrar el cuerpo, y por sólo $30.00 pesos lo venden con un montón de piedritas de colores (¿cuarzos?) de regalo.

Tenga cuidado con escoger productos que prometan ser la panacea para todas las enfermedades, que sean de dudosa calidad,  sin referencias científicas y que no expliquen correctamente cómo es que se deben usar para lograr los resultados deseados.

¿Qué tipo de magnetos se pueden usar en Magnetoterapia?

Los más usados son los magnetos de ferrita y los magnetos de neodimio. Los magnetos de ferrita logran una buena penetración magnética si son lo suficientemente grandes. En cambio, los magnetos de neodimio pueden ser muy pequeños y poderosos a la vez. Es por esto, que los mejores productos de Magnetoterapia tienen magnetos de aleaciones de Neodimio-Hierro-Boro y tienen desde 1000 a 12,500 Gauss.

¿Qué características debo buscar en un producto de Magnetoterapia?

 Un buen producto de magnetoterapia debe explicar claramente para qué puede ser usado de acuerdo a  referencias científicas y/o citando estudios clínicos. Debe contener magnetos de grado terapéutico. Debe indicar qué contraindicaciones o efectos secundarios puede tener por su uso. Y debe considerarse como un tratamiento complementario.

¿Por qué puede ser que dos personas obtengan resultados diferentes?

Todas las personas respondemos diferente a los medicamentos y terapias en diferente grado. ¿Conoce usted a alguien que sólo necesita tomar un té de canela para olvidarse de los cólicos mientras que a otras ni la dosis más grande de butilhiosina les resuelve el problema? ¿Conoce a personas que ni las aspirinas ni los medicamentos más modernos les sirven para aliviar el dolor de cabeza? Al igual que con los medicamentos, las personas también pueden responder de diferente manera a los tratamientos complementarios, como la magnetoterapia.  De hecho, muchas personas que no obtienen buenos resultados con los medicamentos sí han obtenido buenos resultados al usar buenos productos de magnetoterapia.

En muchos casos el dolor está directamente relacionado con el estado anímico. Entre más estrés, angustia o depresión experimenta una persona, es más difícil controlar el dolor. La magnetoterapia combinada con un manejo adecuado de estos estados anímicos dará un mejor resultado que por sí sola.

Si usted y su médico lo consideran conveniente, antes de someterse a un procedimiento quirúrgico pueden darle la oportunidad al tratamiento con magnetos para observar el grado de alivio que éste le proporciona. Por ejemplo, si a usted le han dicho que para aliviarle el dolor de Síndrome del túnel del carpo es recomendable operarse dentro de dos o tres meses, pruebe usando una pulsera magnética de grado terapéutico todo el tiempo posible hasta que la decisión de operarse sea inmimente. Aunque sigue existiendo la posibilidad de que lo tengan que operar, las probabilidades de que se sienta lo suficientemente bien como para ya no necesitar la operación en este lapso son muy altas.

¿Puedo usar magnetoterapia si estoy tomando medicamentos?

Sí. Consulte con su médico la posibilidad de combinar su tratamiento alópata con magnetoterapia. Un estudio del Departamento de Biología del grupo de Investigación en Neurociencias, concluyó que "aún los campos magnéticos débiles pueden actuar sinérgicamente con drogas para potenciar sus efectos que de forma clásica incluyen las rutas de los opiáceos, rutas colinégicas, dopaminérigcas, serotoninérigcias y de óxido nítrico. Así, las combinaciones de los campos mangéticos estáticos adecuados y drogas específicas pueden lograr cambios que son varias veces más grandes que aquellos logrados solamente por los medicamentos". (Whissell, P.D. et al, 2007)

¿La magnetoterapia puede hacerme daño?/ ¿Qué dicen las autoridades de Salud sobre la Magnetoterpia? 

De acuerdo a la FDA, los magnetos usados para magnetoterapia son considerados seguros. (NCCAM, 2012).

No hay ningún estudio que demuestre que la aplicación de Campos Magnéticos Estáticos (magnetoterapia) cause daños al producto (bebé en formación) en mujeres embarazadas. Sin embargo, precisamente por esta falta de comprobación es preferible no utilizarlos.

Por favor consulte la sección de Contraindicaciones para más información sobre este tema. 

La magnetoterapia es un tratamiento complementario. Siga siempre las instrucciones de su médico.

Referencias

Espejel, A., Stubbe, A. (2013) "La Magnetoterapia; cómo entenderla y aprovecharla".  1a Ed., 199 pp. México, D.F., Ed. Gigaral.

 Colbert, A.P. Markov, M.S., Souder, J. S. (2008) "Static Magnetic Field Therapy, Dosimetry Considerations", Joural of Alternative and Complementary Medicine. Helfgott Research Institute, National Collegue of Natural Medicine. Portland, OR.

Whissel, P.D., Persinger, M.A., (2007) "Emerging synergisms between drugs and physiologically-partterned weak magnetic fields: implications for the neuropharmacology and the human population in the twenty-first century".

NCCAM, National Center for Complementary and Alternative Medicine Web site (2012) "Get the Facts: Magnets for Pain" Recuperado de la www el 18 de Julio de 2013 de:http://nccam.nih.gov/health/magnet/magnetsforpain.htm